Pasha de Cartier

A partir de 1943, aparece en las colecciones Cartier un reloj de pulsera redondo y hermético que inspirará la serie Pasha. Una caja redonda y hermética, cuatro números árabes, una cubierta de corona enroscada, fijada a la caja mediante una cadenita, manecillas en forma de espada: todo en este modelo único desprende elegancia y fuerza. El reloj Pasha se distingue de la misma manera que afirma su pertenencia al universo relojero de la Maison Cartier.